Deforestaron mucho más de 28 mil hectáreas de bosque originario colombiano en solo 3 meses –

La región deforestada sería comparable con el concejo de Líbano, Tolima, Colombia.

La investigación efectuada por el Centro de Hidrología, Meteorología y Estudios Ambientales (Ideam), el pasado 21 de abril, se contabilizó unas 28.000 hectáreas completamente deforestadas en la Amazonia esto a lo largo del periodo de tiempo de octubre y diciembre de 2019. La región es equiparada con una zona del mismo tamaño, el ayuntamiento de Líbano, Tolima.


Las tres primordiales zonas deforestadas fueron situadas en la zona amazónica en los departamentos del Caquetá, Guaviare, Misión, Putumayo y Vaupés.

Puesto que son las ubicaciones que concentran mas del 85% de las señales tempranas por perdida de bosque originario en todo el pais. Los organismos de control midieron y equipararon las cantidades de 2018 que fueron del 75,5%, se ve un claro incremento del 9,5% para el 2019.

Para este período de tres meses la lista de los ayuntamientos mas damnificados va de esta forma : La Macarena, San Vicente del Caguán, San José del Guaviare, Cartagena del Chairá y Puerto Guzmán.

Mapa de las ubicaciones deforestadas entre octubre y diciembre de 2019, según el Ideam.
Fotografía: Ideam

Las autoridades comentaron que las áreas protegidas tal como lo son los Parques Nacionales Naturales exhibe una deforestación del 50% por medio de su gráfica que sitúa un punto donde se nucléa la mayoría en el Parque Nacional Tinigua, situado en el Misión.

Esta región resultó una revuelta popular hace solo unos meses, esto gracias a las operaciones particulares llevadas a cabo por la fuerza pública en el operativo artemisa, que retuvo a múltiples campesinos. Pero después de poder entablar un dialogo con el gobierno se antes llegar a un convenio.

Los porcentajes sobrantes se dividen entre La Macarena, La Paya, Nukak, Serranía de Chiribiquete, Cordillera Los Picachos, Paramillo y finalmente Yaigojé Apaporis.

La investigación deja al descubierto la grave situación que vive el país, que va muy en contravía del informe anunciado por el Gobierno Nacional que afirma una disminución en la deforestación de las zonas.