de esta forma luce el jardín de tulipanes mucho más bello de todo el mundo (fotografías) –

Este increíble jardines de keukenhofsituado en Holanda no había cerrado en 71 años, en esta ocasión no va a poder abrir sus puertas, pero merced al fotógrafo de panoramas holandés Albert Dros se puede ofrecer un recorrido sin salir de casa.


“Este año es ‘particular’. Keukenhof está cerrado, pero eso no quiere decir que no haya flores”enseña el fotógrafo. “A la inversa, Las flores se ven pasmantes y reciben tanta atención y precaución como siempre y en todo momento. Los jardineros prosiguen realizando su trabajo con exactamente la misma pasión con la que lo hicieron siempre y en todo momento, por el hecho de que aun sin personas la naturaleza y el espectáculo del jardín prueban”.

Para alber fotografiar este jardín es algo frecuente pero jamás lo había hecho sin personas, lo que lo realiza un instante único y inolvidable.

“Esto parecía irrealizable, hasta abril de 2020 del año vigente. Con el COVID-19 sosteniendo a todos en el hogar y turistas lejos, sabía que esta iba a ser mi ocasión única para lograr fotografiarlo de este modo”, cuenta Dros, “me puse en contacto con el jardín de tulipanes y tuvieron la amabilidad de dejarle tomar fotografías por un dia”

Para él fué un privilegio total poder atrapar la esencia de este sitio como jamás absolutamente nadie pudo, gozando de los caminos en zig-zag de tulipanes, ver en paz el popular molino de viento, los puentes o el internacionalmente popular Rio Azulaparte del sendero de jacintos de uva azul serpenteando entre los árboles.

El fotógrafo comentó que el paso del mes de abril fué entre los mas radiantes en los últimos tiempos con lo que las flores han florecido mas temprano de lo frecuente, con lo que dijo:“fotografiar a plena luz del día con el sol bastante fuerte fué un desafío. Pero, por instantes, me olvidó completamente de la fotografía: caminar por allí solo, con el único sonido de los pájaros y el increíble fragancia de todas y cada una esas flores, es una experiencia en sí”,

“En ocasiones me sentaba a la vera de las flores y el agua, gozando de la naturaleza a lo largo de 30 minutos. Fue únicamente una experiencia mágica. No tener gente en el parque me dejó fotografiar caminos y ángulos de una forma que comunmente no se puede observar gracias a las multitudes”reconoce.

Hasta el día de hoy el jardín Keukenhof maneja sus tiempos ambiente a la floración que dura solo 2 o 3 meses, pero en esta ocasión va a ser viable verla para unos pocos agraciados.