Singapur instala jardines en techos de buses que purifican el aire y asisten a polinizadores –

Singapur logró un cambio importante en la forma de pensar de sus pobladores. La localidad Jardín llegó a ser considerada un modelo a continuar en el momento en que se charla de un modo de vida ecologico y sostenible. Sus pobladores hacen un esfuerzo consciente para agrandar los limites de la vegetacion en toda la extension del urbanismo.


Para ello a los buses se les vistió con jardines que sean exhibidos en la parte alta del mismo. Estos jardines son muy formidables a la visión, y ocasionan un óptimo efecto para el aire que se respira en la urbe.

En la localidad asiática se puede ver una enorme pluralidad de flores y plantas, no solo en parques y espacios libres, sino más bien asimismo en inmuebles. No es extraño ver las terrazas adornadas con vegetación.

Arte vivo de GWS fue la compañía vanguardista en la colocación de estos jardines rodantes, cuya composición es esencialmente flora autóctona. No obstante, poco se suponía que aparte de progresar la calidad del aire, asimismo le dejaría al vehículo la disminución de la temperatura interior.

Al comprobarse que la temperatura de los automóviles con esta vegetación aérea reduciendo de manera importante, esto va a tener un encontronazo positivo además de esto para el ahorro en el consumo de comburente, puesto que se podría dejar de emplear aire acondicionado en varias horas del día. Con esto, se sumaría una virtud no contemplada, esto es, la reducción de emisiones de gases contaminantes a la atmósfera.

Con la implementación de estos jardines rodantesla conservación de otras especies está garantizada, sobre toda la presencia de los polinizadores.

El agua que se evapora de las plantas de los jardines, sea como sea su localización estimula la absorcion del calor. No obstante, es escencial entablar donde se da explicado de otra forma desarrollo, si en edificaciones o en autobuses con techos verdes.

Dado que hoy en día a Singapur lo reconocen por ser localidad jardínno es producto de la al azar, sino más bien de sobrepasar los óbices que frecuentemente se imponen frente ideas como las aquí mentadas.

En los Países Bajos asimismo se intenta progresar la calidad de vida de sus pobladores. Para ello se emplea la planta Sedum como alfombra de los techos de las diferentes paradas de autobús. Lo mismo sucede en París, en tanto que en los aledaños del río Sena, está proyectado incrementando la proporción de áreas verdes.

Poner buena vegetación en sitios poco comúnes es una manera de revertir la polución y ayudar a progresar el aire que circula en las metrópolis como Londres, donde ahora se están observando estos singulares jardines rodantes.