Nacen 27 crías del prácticamente obsoleto hurón de patas negras y le dan promesa a la clase –

En el pasado siglo al Hurón de patas blancas se le pensó obsoleto. Si bien brotaron ciertos en los últimos tiempos, aun la cantidad no se considera bastante a fin de que la clase se considere fuera de riesgo.


De este animal solo hay 400 en todo el mundo. El “patas negras” es la única clase de hurón que es cien por ciento nativa de Norteamérica. Sin embargo, su presencia se ve perjudicada por la modificación del hábitat natural.

Con lo que la aparición de 27 novedosas crías en el Centro de Conservación de Phoenix, en Arizona, es una promesa para revertir la que parecía una inminente extinción de este singular animal. Las crías son muy sensibles y necesitan cuidados particulares para su desarrollo.

Estas novedosas crías representan un incremento de cerca del 8 por ciento de la población total. Además de esto se tiene muestra su nutrición en cautiverio para su avance. El Hurón de patas negras en estado silvestre se nutre eminentemente de los perros de la pradera los que están muy disminuidos.

“Precisamente fué un año inusual para los hurones en el Centro de Conservación”, afirma la Dra. Tara Harris, Directiva de Conservación y Ciencia en el Zoológico de Phoenix. ‘Poseemos la promesa de que los animales nacidos en el Zoológico de Phoenix sean importantes impositores para la restauración de su clase’.

En el centro de conservación, los hurones están en cajas destacables donde se ponen las crías en conjunto de seis y con atención a lo largo de las 24 horas del día. En todos y cada instante los expertos velan por el precaución de exactamente los mismos acatando su avance natural.

Desde 1991 hay un programa de cría y liberación en el Zoológico de Phoenix de esta clase. Y si bien la dinamica es triunfadora, es imposible asegurar la presencia persistente del huron en estado silvestre por la construccion del ecosistema.

El progreso de la sociedad actualizada significa en otras latitudes el aminoramiento progresivo de la presencia de la fauna.

El trabajo solamente empieza, pero se deja meditar que esta clase se puede socorrer. En este momento toca aguardar el avance natural de exactamente los mismos y que hay medidas de mayor cuenta para los animales.