Señor fabrica una cama con ruedas para llevar a pasear a su perra por última vez –

Tom Antonino vive en Georgia, USA, y al lado de su mujer decidió adoptar una perra Retriever de Chesapeake hace mucho más de 15 años. Desde el primer en que se conoció, la relación se afianzó.


Los contentos dueños eligieron llamar Cocoa a la perra y la habituaron a pasear de manera frecuente. Varios de esos paseos los hicieron en el muelle en Virginia Beach. En esas vivencias la Retriever drenaba sus energías de manera señalada.

conseguirán los años no en balde y las afectaciones a la salud conseguirán a reducir las acciones de Cocoacon lo que sus dueños desearon hacerla feliz.

La iniciativa era buscar la manera que la Retriver pasara sus días de esta manera tal y como si la edad no fuese un obstáculo. Examinando el peso de Cocoa y su condicion fisica, lo que mucho más resultó conveniente era crear una cama móvil inteligente.

Tom se encontraba resuelto a sostener la rutina que habían gozado a lo largo de todos estos años. En unas afirmaciones para un medio se charló como comenzó todo:

“A mi mujer ahora mí, se nos ocurrió una forma de llevarla a pasear con una enredadera mecánica y cosas de esta manera. Teníamos una cuerda y una cama, unimos todo y de este modo la transportamos”.

En el momento en que acabaron la cama móvil inteligente, se dispusieron a llevar Cocoa al recorrido marítimo de Virginia Beach, ocasionando una enorme curiosidad en todas y cada una la gente que vieron a los tres integrantes de esta singular familia.

Una de aquellas personas, fue Carrie Copenhaver quien los detuvo y les tomó ciertas fotografías que publicó en su cuenta de Fb. Tanto Tom como su mujer no estaban enterados de lo viral que se se encontraba transformando su crónica en esta comunidad.

Copenhaver puso esto en su publicación:

Hace dos semanas Mike y yo estábamos montando en nuestras bicicletas por el recorrido y estamos con este hombre caminando al lado de su querida mascota“.

Tom se percató por un familiar que su historia amorosa con su mascota había animado a tantas personas en comunidades. “Me enteré por mi cuñado. Me ha dicho: ‘¿Eres tú?’ y después otra gente asimismo preguntaron: ‘¿Eres tú?’ y yo dije que sí, es Cocoa. Somos Cocoa y yo dando un recorrido“.

Si bien todo el planeta que observaba a Cocoa se conmovía, absolutamente nadie se atrevía a decir en voz alta la lamentable situación que vivían Tom y su mujer. Semanas tras la publicación de las fotografías la perra perdió la vida.

Tom afirma que su vínculo particular con Cocoa va a vivir para toda la vida, que irrealizable olvidar sus movimientos activos y la manera en que distribución va a ser amor a sus dueños.