Pequeños baten récord mundial al plantar 52 mil árboles en menos de 40 segundos –

En Gujranwala, Pakistán se efectuó un acontecimiento ecológico singular. Malik Amin Aslam, asistente particular del Primer incentivó un trámite de siembra masiva que va a marcar un antecedente en la historia del país.


La activa pretendía que se sembraran 52.000 árboles en 40 segundos. Todo lo mencionado ocurrió en presencia de los vistos de todo el mundo para atestiguar el acontecimiento como un récord Guinnes.

En una ocasión en la India se sembraron 37.000 árboles en menos de un minuto. En el 2015 en Bután se sembraron 49672 en exactamente el mismo límite de tiempo. Ese acontecimiento fue el de mayor conocimiento hasta hoy.

Amin Aslam aseguró: “La Autoridad de Parques y Horticultura (PHA) de Gujranwala se ocuparía de las plantas hasta el momento en que medrarán hasta transformarse en árboles”.

“La multitud de Gujranwala le dió un obsequio al país en el 74º Día de la Independencia con un mensaje al país de que el 14 de agosto debe conmemorarse como el Día del Pakistán Verde y todos tienen que plantar por lo menos un árbol joven en el día ”apostilló el servidor público.

Esto no podría haber sido viable si un conjunto de alumnos no se hubiese puesto predisposición del funcionario con visión ecológica. La misión es llegar a 10 mil millones de árboles en Pakistán.

En el conjunto de naciones asiático fué muy perjudicado por el cambio climático. En verdad Pakistán vió como la temperatura fué incrementando gradualmente, y fué testigo de catastrofes naturales por las ediciones en el tiempo.

“Pakistán lidera una campaña de plantaciones de árboles en el planeta, al tiempo que la multitud de Gujranwala lidera la campaña en todo el país”ha dicho el asistente particular del presidente Imran Khan.

Se estima que la idea Clean and Green Pakistán logre marchar para prosperar el ecosistema. Si bien hay algunos opositores, movidos por fundamentos ególatras, el ciudadano común comprende que es requisito cuidar a este mundo. Más adelante se van a ver los desenlaces.