Distribuidor adopta a perra callejera y la transporta con él al trabajo a fin de que no esté sola –

La Negrita’ como es famosa esta tierna perra, pasó de vivir en la indecisión y el abandono, a recorrer las calles en la moto de un humano que hace todo a fin de que esté feliz.

La verdad mas dura es indudablemente la de la calle y esta es la que viven millas de pilosos en el mundo entero a la merced de las duras condiciones del tiempo, los coches que van a toda agilidad y de varias personas que le hacen los orígenes sin razon. Como conclusión, la calle es un espacio arriesgado para un perro o cualquier ser vivo.


Esta era la vida que llevaba esta tierna perra, quien por un largo tiempo padeció bajo estas bien difíciles condiciones, sin una familia que la alimentara y la resguardara. Al pasar meses en las calles, este animal cada día perdía la promesa de que en algún instante esto terminara.

Pero lo que nunca imaginó fue que un joven la viese en la localidad y le ofrecería la posibilidad de una familia llena de amor, seguridad y seguridad.

Piero es un joven que trabaja como distribuidor la mayoría de su tiempo, ni el Covid-19 ha eludido que prosiga ejercitando su tarea puesto que sale si bien las calles esten desoladas.

Luiggi Mar Alarcón.

El joven piero estaba como es costumbre realizando ciertas entregas, en el momento en que cambiar ver a esta perra acurrucada en un rincón intentando protegerse del frio y se detuvo para recogerla en tanto que el sintio que no merecia proseguir en ese estado.

Entonces la llevó a su casa para alimentarla y cuidarla, sin pensarlo adoptarla y brindarle todo cuanto la vida le había negado hasta este instante.

Rapidamente fue mencionada como “Negrita” convirtiendose en una perra muy agradecida y feliz por ser recatada de la calle, en este momento ella no puede eliminar sus ojos de el, su nuevo mejor amigo.

Se volvió tan unida a este joven que toda vez que el debía salir ella se va a quedar llorando entristecida hasta el momento en que Piero retornaba.

Por tal razón procuraron como arreglar esta situación, Piero tomó una mochila y la convirtió para llevarla consigo al trabajo y eludir que quedara en soledad. Ella lo único que desea es estar con su humano preferido.

La historia del joven y esta tierna perra fue compartida desde el perfil y también Fb del animalista Luiggi mar Alarcón con una secuencia de fotografías de los 2 en su moto.

Como era de aguardarse a las escasas horas se realizó viral y una cantidad enorme de personas felicitaron al joven por su enorme corazón y ejemplo al ofrecerle una exclusiva ocasión a Negrita a quien transporta siempre y en todo momento en su espalda.

Este chaval se merece una vida llena de bendiciones”, “Felicidades Piero, Dios te bendiga por adoptarla y cuidarla, es un ángel que Dios puso en tu sendero” y “Qué feliz se ve la perra, va a vivir hermosas vivencias joven al lado de ese” fueron solo varios de los comentarios de los cientos de clientes de las comunidades hicieron conmovidos con esta historia.

Se puede decir que tras todo “Negrita” tuvo el desenlace feliz que se merecía.