Bomberos de estación de servicio brindaron comida y albergas a perros callejeros a lo largo de la cuarentena –

En la mayoría de los casos este es un trabajo de contacto con el público y en muchas ocasiones menos apreciados y humillados, pero pese a la situación de hoy varios deben continuar laborando, este es la situacion de un joven que protege perros dejados mientras que cumple con su tarea .


Frente a las peores situaciones siempre y en todo momento hay un rayo de luz que nos deja ver lo precioso de la vida, para nada es simple lo que vive la raza humana en estos días, el Covid-19 lo puso del revés todo, pero no tenemos la posibilidad de perder la promesa y un caso de muestra de o sea un joven del Salvador quien nos obsequia una bonita lección de vida.

Este chaval trabaja en una estación de servicio en donde se ocupa del surtidor de gasolina, con lo que debe realizar largos horarios y respira un aire poco saludable todo el día ahora pesar de todo lo mencionado hace una enorme tarea popular.

Este joven apreció como las calles han quedado vacías de un día para otro, de momento son contados los automóviles que tienen permiso para circular, situación que dejó millas de animales callejeros sin asistencia.

Por el momento no está la multitud caminando en la calle y dejandoles un pedazo de pan o comida como antespor ello se aproximan a cualquier sitio donde vean algun humano que los alimentos y les brinde cariño

Es por ello que este joven del que poco se conoce llevar a cabo algo, mientras que trabaja en la bomba Texaco situada en Masferrer norte de San Salvador, por el momento solo les ofrece abrigo y protección del frió y la lluvia. No brindará varios lujos, pero seguramente ellos lo agradecerán.

“Masferrer norte San Salvador En la Estación de servicio Texaco hasta cobija les pusieron a 2 perros de la calle Ellos contentos a lo largo de la lluvia recomienda la publicación que lo dio a entender.

Según ciertos comentarios de los pobladores de la región muchos son los perros que están merodeando por este sitio, en este momento no solo procuran alimento sino asimismo cobijo del inflexible tiempo.

El ademán de amabilidad de este joven es un caso de muestra total de lo que significa humano, aguardamos que próximamente algún cobijo le asista a conseguir hogar a todos estos pilosos.