Louis, la historia del perro al que sus dueños le sacaron los ojos para no abonar su régimen –

El animal prosigue de pie, soñando con una vida mejor más allá de que su familia lo abandonó.

Louis tiene una curiosa combinación de etnias, es mitad Sherperd y mitad Labrador, pero este perro se caracteriza mucho más por expresar enorme felicidad más allá de que los humanos le dieron la espalda a lo largo de una gran parte de su historia.


En el momento en que era solo un cachorro fue acogido por una familia a la que le confío su historia entera. Al comienzo todo era felicidad, paseos al parque, amor y bastante cariño por la parte de la que parecía una pareja cariñosa, pero tristemente con el pasar de los años todo cambió. Los instantes de felicidad han quedado anteriormente, la pareja por el momento no le dedicaba tiempo no en el momento en que una la infección empezó a perjudicar dificultosamente sus ojos.

Los dueños de Louis optaron por no atender, ni tampoco llevar al animal a un veterinario a fin de que lo revisaran y lo curaran, fue por ello que el noble perro desapareció absolutamente su vista.

Después de que el afectamiento es sus ojos avanzase de manera negativa y que además de esto su régimen era ‘bastante caro’, la pareja optó por sacarle los ojos.

Frente a la ‘bien difícil’ labor de sostener a un perro discapacitado en la vivienda, la pareja decidió abandonarlo completamente aseverando que ‘no disponen de tiempo’ ni muchísimo menos paciencia para atender adecuadamente las pretensiones del animal.

Louis llegó al cobijo de animales Helen Woodward Animal Center, situado en California, USA, donde fue atendido. Además de esto, sorprendió que hacía pocos días que el perro había sido perjudicado dificultosamente en una de sus patas gracias a un incidente de tránsito.

Aprovechó entre todos y cada uno de los cuidadores del recinto consiguieron brindarle los cuidados precisos para la restauración efectiva del animal. En este momento están buscándole un nuevo hogar donde lo desean enserio.

“El animal padeció a cargo de sus viejos dueños, pero no exhibe ningún mal accionar con los humanos. Él está ya listo para querer a otra familia”, aseveró Hella Tyler, encargada del cobijo, en entrevista con la cadena televisiva 10 News.

Desde el cobijo asimismo apuntaron que la gente que no tienen idea atender o no les agrada ofrecer los cuidados que precisa una mascota, no deberían tenerla.

En el momento en que la gente consiguieron sus mascotas gratis no semejan percatarse de que las mascotas acarrean responsabilidades y un gasto por mes por su precaución, incluyendo la atención médica. Por su parte, estas mascotas brindarán a sus dueños un amor sin igual, devuelto diez ocasiones mucho más.”