Jóvenes transformados en plástico retirado del océano en ropa de extendida duración –

Todas las prendas es confeccionada por señoras mayores que consiguen sueldos y condiciones de trabajo razonables.

Al comienzo, estos nuevos negociantes colombianos fabricaban camisetas con materiales de primera calidad a fin de que duraran mucho más tiempo que las recurrentes, pero en todo el tiempo, estos hombres de negocios optaron por examinar opciones distintas que resultaron en mucho más prácticas y ayudaran al mundo.


en torno a 40 mil envases plasticos que fueron lanzados como basura al océano, que ensuciaban el mar y perjudicaban a múltiples especies, fueron usados para armar prendas de vestir, por cuenta del emprendimiento de unos cuantos hermanos colombianos que son escandalo en comunidades.

Daniel Velásquez Agudelo es comunicador popular, y su hermano Juan Camilo es artista, y si bien los dos estiman que han descuidado sus vocaciones para realizar otra cosa, por poner un ejemplo, armar prendas con materiales recuperados del océano, de todos modos la implicación con todos sus campos los impulsó a realizar su organización de diseño.

“Fuimos a México, Cuba y USA, mientras que le íbamos realizando fuerza a la agrupación (La Fragua) asimismo se la hacíamos a la una parte del ‘estilo’ y pensando en la banda fue que nació mi interés por la tendencia y un concepto de negocio”, ha dicho Juan Camilo Velásquez al cibersitio Gente.

Pese a su obligación con el tiempo, asimismo tienen una compromiso con las mujeres mayores, a las que piensan la gente especiales y pertrechadas para la fabricacion de cada articulo.

El lugar colombiano llamado Gente detalla que Doña Beatríz, una señora de edad avanzada fue quien logró los pliegues primarios para Daniel y Juan Camilo, y que el día de hoy, adjuntado con distintas asociados, hacen las prendas de la marca.

Hasta hoy, estos nuevos negociantes han transformado mucho más de 40.000 botellas plásticas retiradas del océano prendas de vestir de primera calidad y muy a la tendencia. Estiman que a lo largo del año en curso esa proporción de plástico se multiplica.