Mexicano crea cuadros solares que generan energía y purifican el aire al unísono –

Con solo 24 años de edad, Adán Ramírez Sánchez se ha señalado en el planeta de la ciencia por su refulgente iniciativa, un biopanel del sol hecho con desarrollo verde a partir de algas.

este panel del sol se identifica por su forma trilateral y su tono verde refulgente. Puede ponerse en cualquier sitio y marcha admirablemente como ventana, mirador, separador e inclusive como techo.


En una entrevista dada al períodico local mexicano El EconomistaAdán mencionó que determinar la ‘inspiración llegó’ en el momento en que se encontraba en la Capacitad de Ciencias de la Facultad Autónoma del Estado de México adjuntado con tres amigos y merced a la asistencia y colaboración de su educador Miguel Mayorga.

Como se señala en el sitio de la organización establecida por Adam Fluidos verdes, la iniciativa de diseño primordial procedió de la naturalezaen tanto que regula la generación de electricidad y oxígeno, al tiempo que simultáneamente deja la purificación del aire a través de la retención de CO2.

O sea concebible merced al hecho de que el bionpanel está hecho de microalgas y nanopartículas, que crean 2 ciclos: el primero es completado por las microalgas, qué tienen la aptitud como una planta que hace fotosíntesis, lo que significa que captan el dióxido de carbono del medioambiente y generan oxígeno.

El segundo se completa por medio de las nanopartículas de carbono, que emiten la radiación que llega del sol a elevadas temperaturas y generan energía. De esta manera, se genera energía al tiempo que se purifica el aire contaminado.

La compañía establecida por el méxicano, Green Fluidics garantiza que se tienen la posibilidad de reducir hasta 1,5 toneladas de CO2 cada 365 días.

El panel tiene una promesa de vida de 10 a 12 años y puede hacer hasta 160 vatios cada hora. además de esto, tiene sensores que detallan cuánto dióxido de carbono se retiene y el desarrollo verde genera biomasa que puede usarse como abono para huertos y jardines.

“Acaba siendo un panel del sol vivo, que tiene un color verde refulgente y que te hace sentir vivo, pues ves un color verde refulgente; tal y como si fuera una pecera”, concluyó Adán en su entrevista con el medio El Economista.