Desde el 3 de julio quedan prohibidos los plásticos de usar y tirar en Europa –

Los desechos plasticos son una problematica de notable preocupación. El fondo del mar está prácticamente que tapizado de elementos de usar y tirar, los que continuarán allí por varios años, viendo que, su capacidad es muy lenta.


Asimismo es de importancia, el encontronazo negativo que causan los desechos plásticos a la vida marina. La dureza y forma de estos restos se convierten en afectaciones de manera indirecta para ciertas especies, ocasionándoles perjuicios notables a distintas especies.

Por esta razon, de manera muy acertada la Unión Europea, desde el 3 de julio de 2021 prohíbe la utilización de determinados plásticos de usar y tirar.

Si bien la iniciativa de esta prohibición se realizó en el 2018, fue aprobada un año después. La directiva en cuestión, asegura que: aborda los 10 productos de plástico de usar y tirar que está con una mayor frecuencia en las playas de Europa y fomenta elecciones sostenibles”. Esta ley es un logro a media escala de Basura Cero Europa, y su visión de una economía circular. Sitios de comidas, cafeterías y sitios de afín activa ahora recibieron bastante observación para cambiar su servicio con base en un método ecológico.

¿Cuáles son los plásticos de un uso?

Entre este género de material están las bolsas de plastico, popotes, agitadores de café, botellas de agua, refrescos y la mayoría de los envases de alimentos. Los que están fabricados con plástico de usar y tirar, no obstante, su duración es de varios años. Varias personas los reciclan para trabajos domesticas, los desechan a los vertederos como destino final y en ciertos casos al mar.

En el mundo entero únicamente se recicla entre un 10 – 13 % del plástico producido. Un porcentaje bajísimo, teniendo en cuenta los 300 millones de toneladas que se generan de año en año, ahora mucho más de la mitad de este material prácticamente se le da solo una herramienta. Estas cantidades aunadas al desafío que supone reciclar este flexible a partir de petróleo representan un empleo dura, puesto que, para poder ofrecerle un posterior a este material, se tienen que añadir modelos químicos para conseguirlo y no todos y cada uno de los artículos de este derivado se tienen la posibilidad de volver a usar .

El polietileno o plastico conseguido una base de hidrocarburos sobresaturados no es biodegradable, con lo que su aparición en los vertederos o en el fondo del mar no se descompondrá. Puede degradarse o partirse en substancias enanas tras varios años. En este desarrollo se dejan libre substancias químicas dañinas para la vida y que de forma ineludible llegan hasta nuestros abastecimientos de agua y alimentos.

Las últimas indagaciones han lanzado aun que, estos químicos están en el cuerpo de bastante gente, suprimido dificultosamente la salud de enormes y pequeños.

Resumiendo, se genera bastante de este material que es imposible reciclar. En consecuencia, se precisa llevar a cabo menos plástico, seguir con ideas ecológicas y servicios ambientales sostenibles.