Dueño de North Face donó prácticamente toda su fortuna para socorrer la Patagonia de la minería –

Socorrer la Patagonia tuvo mayor sentido para el excéntrico millonario que cualquier otra cosa.

Douglas Tompkins verificó por experiencia propia que hallar una fortuna, no es así todo en la vida. El popular dueño de North Face reconoció el exceso de la industria de la tendencia que lo apasionaba y emprendió una mejor carrera: socorrer la Patagonia.


húmedos Tompkins descubrió el sentido real de la vida, en los últimos tiempos de su vida. Y sucede que en el momento en que estamos en el final de exactamente la misma, es en el momento en que comenzamos a estar preocupados por lo más esencial y las cosas banales pasan a background.

Nativo de Ohio y de comienzos laborales modestos, este emprendedor halló la manera de desarrollar un negocio que le dejó prestar indumentaria correcta para recorrer la nieve o subir a las montañas. En el momento en que tenía 23 años ahora llevaba la frontal en un negocio propio de ropa para el invierno. Ofertando, sacos para reposar, mochilas equipos de camping y de este modo por el estilo.

En la época de la década de los sesenta hace aparición en el planeta de la tendencia la marca North Face, ofertando todos y cada uno de los insumos correctos para recorrer la naturaleza. Al comienzo el propósito de Doug no era llevar a cabo una fortuna, sino más bien prestar los implementos precisos a fin de que la gente conociesen los panoramas extremos.

Conforme pasaron los años y la fortuna medraba, Tompkins perdía el interés por vender ropa. Su auténtica pasión aún se encontraba en su cabeza con lo que se transformó en activista ambiental y gozar del mundo de la mejor manera.

En ese nuevo modo de vida, Tompkins conoció la Patagonia. Fue un amor a primer aspecto, en tanto que este ubicación de gigantes glaciares y también irregulares montañas era todo cuanto este explorador soñaba.

Con las ganancias de North Face, se financiaron proyectos aplicados a resguardar esta singular localización geográfica y el resto del mundo. Deep Ecology hace aparición como fundación de este millonario para la conservación de los elementos naturales. En esa sintonía se muestran organizaciones no gubernativos como Fideicomiso de conservación de tierras.

Un caso de muestra de los sacrificios ecológicos con propósito del dueño de North Face es la de la adquisición de 2.000 hectáreas de lote en Sudamérica, las que están en conservación, lejos de la acción antropogénica.

Tompkins se encontraba muy siendo consciente del daño que le ocasionaba las compañías al mundo, con lo que consiguió las ganancias de North Face para inversiones naturales. Millones de dólares americanos fueron donados para resguardar el mundo, a fin de que de alguna manera se compense el daño colectivo.

Debemos ser todos ecologistas, todos habitamos un mundo que está en riesgo. A los hombres de negocios asimismo les afectará el cambio climático. No es capaz ganar un euro en el momento en que nos encontramos cayendo en el abismo” Ha dicho Douglas Tompkins.

Tompkins perdió la vida en el año 2015 mientras que navegaba en Chile. Sin embargo, 4 años después, su compañera de vida kristine concretó el mucho más grande de sus sueños: dar al estado chileno a 470.000 hectáreas de parques. “¡A cuidarlos, visitarlos, tener amor con ellos!”, ha dicho su mujer en aquel momento. El legado de este empresario ha contribuido a socorrer la Patagonia y si bien no esté físicamente en esta tierra, va a ser realmente difícil olvidar lo que logró. ademas North Face prosigue ayudando para proteger este mundo.