Pollos han quedado huérfanos, pero gallo escoge transformarse en su ‘madre substituta’ –

Hablamos de un gallo que se ha cumplido perfectamente su papel de padre, una vez que los pequeños pollos se quedaran sin su madre. Un día, en horas de la mañana, Dan Oostenbrink se despertó al percibir ruidos que vienen de animales en frente de su casa en Chilliwack, Canadá, el sitio donde su familia tiene a los pollos como mascotas.


Se percató de que algo malo ocurrió y salió para poder ver qué se usó. Apuntó Dan Oostenbrink al portal web el dodo: “Vi una enorme águila que volaba frente a mí, llevándose nuestra gallina. Fue triste pues todos nos encontramos muy pegados a esa ave”.

Aparte de la familia. Estas aves asimismo tienen bajo su precaución a seis polluelos, que desde ese triste instante se mejoraron en huérfanos. Precisaban que alguien cuidara y resguardara, hasta entonces se calentaban entre ellos mismos unidos unos a otros.

Los dueños de los pollos aguardaban a que estos supiesen defenderse solos frente a la pérdida de su madre, no obstante, al día después ocurrió algo inesperado. De manera instintiva, los pequeñines consiguieron a proseguir al gallo, quien hasta ese momento ignoró lo que sucedía. Esa noche pasó algo inexplicable. Aseveró Dan: “Mi hijo me ha dicho: ‘Papá los pollos están todos bajo el gallo en este momento. Nos quedamos completamente sorprendidos de ahí que. Él los presentará bajo sus alas”.

No está en la naturaleza de los gallos accionar como progenitores y bastante menos interaccionar con los hijos polluelos, pero en el momento en que estos pollos sin madre captan su atención, cambiar el papel menos aguardado, o sea el de papá gallo. Dándoles el cariño y precaución que ellos precisaban.

Dan seguro en su entrevista con el dodo: “De súbito se vio implicado. Comenzó a localizar insectos y los ponía en frente de los polluelos, para nutrirlos. Los transporta al agua, los resguarda y les da cobijo. Abandonó su rincón de reposo habitual, para sostener a los pollos cubiertos con su cuerpo a lo largo de la noche. Yo jamás he visto a un gallo que se comportara de esta forma, como una gallina. Es bastante asombroso”.

‘Me chifla ver la naturaleza, pues en el momento en que observamos que los animales empiezan a actuar de una forma que creemos que solo un humano lo haría, hay una lección que estudiar allí’, concluyó Dan. ‘Tienen familia, les importa’.