Barrendero detiene sus trabajos para ofrecerle de tomar agua a un caballo fatigado y sediento –

El héroe fortuito aún está en el anonimato, no obstante sus acciones han provocado enorme motivación en las comunidades. En ocasiones lo que se hace desde el corazón tiene influencia en las masas.


El caballo se vio perjudicado claramente por el paseo y las inclemencias del tiempo. Esto llamó la atención de nuestro héroe que no ha podido contenerse y decidió realizar un prominente en su trabajo.

Si bien la temperatura en São Paulo no pase los 32 grados centígrados, esto puede incidir en los escenarios de hidratación de un equino adulto en increíble condición física. Pero si a este se le muestra una actividad de cuenta, puede verse perjudicado.

Si bien la escena no apareció un buen tiempo, deja una sensacion de humanidad por la parte de este obrero que varios no podrian copiar. Su ocupación no le impidió dedicar una parte de su tiempo a ofrecerle agua a un caballo extraño.

El dueño del animal no apareció en ningún instante, si bien por el aspecto del mismo quizás se encontraba perdido o descuidado. Aun de esta manera, el caballo halló un amigo que estuvo presto a contemplar sus pretensiones repentinas.

Lo que impacta de las situaciones, fue que el hombre no se limitó a llevar a caballo hasta una fuente del escencial líquido, sino con sus manos, le acerco el envase improvisado para tomar agua.

En São Paulo no es extraño ver animales caminando sin rumbo fijo por las calles. Esto quizás se ha aumentado, al no tener exactamente los mismos elementos que en temporadas precedentes se imposibilita que los dueños logren atender a sus animales. Varios deciden olvidarlos en la mitad de la nada, lo que es una práctica deplorable.

No entendemos si el héroe anónimo se quedó con el caballo, pero lo que si entendemos es que Los actos pequeños tienen la posibilidad de diferenciarse en estos momentos de tantas adversidades.