Científico crea un procedimiento que transforma las colillas de cigarros en ladrillos superresistentes –

La población mundial que consume nicotina en el planeta no solo tiene un problema médico. Tambien debe admitir que su práctica crea desperdicios al medioambiente de enorme cuenta.


Y sucede que las colillas de cigarro no aportan nada al medioambiente. mucho más bien, Urge conseguir medidas que logren combatir esta situación de una manera persistente. Solo en Australia se fuman entre 25.000 y 30.000 millones de cigarros con filtro por año, y se desechan unas 7.000 millones de colillas.

por fortuna Estudiosos del Real Centro de Tecnología de Melbourne (Facultad RMIT), en Australiahan encontrado la manera para usar las colillas de cigarro de una forma que favorece a todos.

Los datos que se manejan es que a nivel mundial se generan mucho más de 6 billones de cigarros por año, lo que piensa millones de toneladas de restos tóxicos vertidos en el medioambiente que se intercalan en el ecosistema.

Transformar las colillas en ladrillos es una manera confiable y práctica de solucionar este horrible inconveniente medioambiental, al paso que dismuyen los costos de producción de los ladrillos”asegura Mohajerani quien llevó a la popularidad este emprendimiento.

Los ensayos enseñaron que el ladrillo tiene una rigidez muy superior al usual y que en su elaboración se consume menos energía que el desarrollo clásico. Los ladrillos fabricados con colillas son mucho más rápidos y garantizan un mejor aislamiento, lo que piensa una reducción de los costos de calefacción y refrigeración de los hogares. Esta eventual construcción es muy práctica en latitudes donde las temperaturas son bajas.

“Debemos realizar considerablemente más para evitar que las colillas contaminen nuestras calles, ríos y océanos, y eludir que filtren toxinas dañinas a nuestro medioambiente. Nuestro propósito final es un planeta libre de polución por colillas de cigarros: nuestro plan de implementación de la industria esboza los pasos prácticos precisos para hacer esta visión a la verdad” asegura el instructor antes citado.

Abbas Mohajerani es un profesional acreditado que ha experimentado con ladrillos hechos de colillas de cigarros. Este instructor ha designado una parte de su trayectoria a la investigación de métodos sostenibles de reciclaje de colillas, y asimismo ha creado una tecnología para incorporarlas al hormigón asfáltico.

El estudio que muestra Abbas de la elaboración de estos ladrillos es muy extenso. En exactamente el mismo se enseña que los métodos tienen dentro colillas enteras y colillas desmenuzadas. Asimismo se relata una premezcla donde las colillas se integran a otros materiales de fabricación comercial de ladrillos.

Como se está usando el resto de algo que no fue concebido exactamente para la construcción, puede representar un reto. No obstante, las pruebas científicas de este material llegan hasta el accionar de las bacterias dañinas que están en las colillas.

Las resoluciones técnicas deberán ir acompañadas de leyes estrictas y de un mayor control de la basura. Además de esto tienen que acondicionarse los recipientes de recolección de colilla que están a la mano de los fumadores comunes.

“Se precisan hasta 30 horas para calentar y cocer los ladrillos, con lo que hablamos de un considerable ahorro económico”, Ha dicho Mohajerani. Los materiales pesados ​​como el arsénico, el cromo, el níquel y el cadmio quedan inmovilizados en los ladrillos.

El instructor Mohajerani asegura que las resoluciones técnicas tienen que ir acompañadas de leyes mucho más estrictas contra la basura. “Las autoridades locales asimismo deberán proveer mucho más contenedores especialistas para las colillas, tanto para eludir que se tiren a la basura para hacer más simple la obtenida para el desarrollo de fabricación de ladrillos”.