Campesinos sustituyen los quimicos por patos que cumplen exactamente la misma funcion –

En el conjunto de naciones asiático es común ver arrozales realmente bien cuidados por sus pobladores. No obstante, hay percances naturales para esta clase de cosecha, así como caracoles o insectos que influyen de forma negativa.


Por esa razon los arroceros usan quimicos para eludir perdidas, pero que paralelamente son muy contaminantes y dañinos para la tierra. En la busqueda de elecciones ecologicas se han encontrado con unos socios simpáticos y efectivos: los patos.

Estas aves tienen la posibilidad de asegurar que los arrozales se contengan libres de plaggas, puesto que estas pequeñas criaturas forman parte a su dieta. Además de esto, resulta muy económica dejarlos que actúen en las cosechas por el hecho de que favorecen tanto al criador de patos como a los arroceros.

Tailandia es un país que tiene enormes extensiones de arrozales y es lógico meditar que una parte de su economía se mantiene por esta planta de cereal. Con lo que, sostener seguro todas y cada una de las cosechas es primordial para los tailandeses.

Los patos son los más destacados compañeros de trabajo de los labradores y se consigue sostener totalmente limpios los campos un año tras otro. Aparte que son un espectáculo visual atrayente observarlos accionar en estampida.

Los patos pisan el rastrojo de arroz para achatar el suelo, y eso posibilita el arado. A lo largo de sus acciones van haciendo su paseo. Al finalizar emigran a otras latitudes por unos cinco meses y después vuelven de manera instintiva a su granja de origen.

De esta forma los granjeros no deben utilizar químicos para supervisar las plagas y dismuyen varios los gastos por el hecho de que los patos a cambio tienen la posibilidad de alimentarse libremente”asegura Apiwat Chalermklin, criador de patos tailandeses.

Un dron ha tomado imágenes de los patos alimentándose de un arrozal en una zona de Tailandia, y es indudablemente entre las imágenes mucho más entrometidas que suceden en la naturaleza. Indudablemente que los patos son instintivamente sabios.

Este procedimiento fué aplicado por Emilia Hazelip, quien fue una enorme agricultora biológica, y una protectora de la agricultura orgánica. Está mujer que se define como ecológica por convicción comprende que de manera natural se puede ocasionar alimento sin contaminar.