Joven adopta un lobo que perdió a su madre y se vuelven amigos indivisibles (fotografías) –

Kira es el nombre de una loba que tuvo un principio en la vida realmente difícil. La lobezna perdió a su madre en el momento en que tenía un tiempo reducido de nacida y conseguir vivir la vida silvestre era absolutamente irrealizable.


Pero por un tema de la al azar o el destino, una extraordinaria mujer de conciencia noble decidió adoptarla y ofrecerle un espacio en su historia a esta pequeña aulladora. Huelga decir que en Rusia esta es una ejerce comun.

Alida admite que la conexión con Kira fue prácticamente que instantánea, para ella no representó un inconveniente enamorarse del aullido matinal de la canina. Si bien su accionar primitivo se parece mucho a los perros, siempre y en todo momento está latente la sensación de riesgo en su precaución.

En Rusia para lograr tener un lobo en el residencia, el dueño del mamífero debe realizar unas reglas propias de estas adopciones. Si bien Alida se halló con Kira en su hábitat natural, de la misma manera hay que realizar las reglamentaciones pertinentes.

Kira hoy en día cumple con prácticas de entrenamiento que Alida observa de cerca para asegurar la buena salud del animal. Como bien se conoce a los lobos se desarrollan en ocupaciones muy activas, lo que incluye apresar y correr a grandes velocidades.

Solo cinco días de edad tenía Kira en el momento en que fue salvada por Alida. Si este acercamiento no podría haber sido viable el resultado sería otro. La historia estaría encuadrada en un infortunio, pero el sentir entre las dos dejó el avance de la loba en la sociedad.

En las primeras instancias, Alida se valió de la asistencia de un cobijo de animales, quienes complementaron la nutrición de Kira a lo largo de tres semanas. Tras allí se hizo cargo la novedosa dueña.

Alida dados: “Empecé el desarrollo de su socialización. Vio un elevado número de perros, personas y pequeños. Andamos por distintos sitios a fin de que pudiese estudiar distintas fragancias, oír nuevos sonidos. Los lobos tienen una neofobia innata, un miedo a todo lo más reciente. Este es un desarrollo realmente difícil, largo y molesto, pero es requisito a fin de que Kira logre vivir conmigo en un ambiente urbano y se sienta cómoda”.

“En la calle, la multitud acostumbra reaccionar con curiosidad, solicita que la fotografíen, pregunta si es vivir arriesgado con un lobo, y especialmente cuando hay un niño en el hogar (tengo un hijo de 7 años, Bogdan)”ha dicho Alida en su cuenta de Instagram.

Los que se encuentran con esta pareja en la calle, se dejan apresar por la manera en que se comportan estas 2 amigas. Alida saca a unas largas travesías desde el momento en que Kira era una cachorra.

Las activas familiares con Kira son verdaderamente distintas. La hora del desayuno es invadida por una observación penetrante de esta bella loba. Alida le sobran causas para llenarse de sonrisas matinales.

Para eludir accidentes, Alida saca pasear a Kira con un bozal para eludir que en un movimiento que represente su instinto, provoque un afectamiento en alguien. En el momento en que están en el hogar, no es requisito similar medida.

Para bastantes escritores un lobo en nuestra vida representa sabiduría, independencia, astucia, lealtad o comunicación. pero para alida, Kira es una luz en la mitad de todo lo negativo que logre ser en la vida.

Hallar el sendero perdido en el momento en que se toman resoluciones desfavorables, no es tan simple. La historia entre Alida y Kira es una exhibe de eso. La loba se encontraba por partir de este planeta, pero el resultado fue completamente diferente merced a la resolución de su heroína.

A pesar de que los lobos y los perros son familiares y de morfología afín, sus hábitos cambian sensiblemente. El nivel de interacción con otras especies sucede de manera diferente. En contraste a los perros, los lobos respondieron otra de manera beligerante frente al miedo que les contribuye la existencia de otros animales.

La vida de Alida jamás va a ser exactamente la misma, en tanto que cuidar a este animal, no es cosa simple. No se les puede dejar solos en la vivienda, pues se desesperan y tienen la posibilidad de terminar con ella. No es con la capacidad de pasar muchas horas sin ver a sus dueños sin que no deseen escaparse.

Todas y cada una estas tareas, Alida las efectúa con bastante equilibrio a fin de que sus ocupaciones de madre no se vean perjudicadas. Además de esto, su hijo asimismo ha aprendido a llevarse con Kira y esta le remunera en mimos sus muestras de aprecio.

En lo que se refiere a la nutrición de Kira, Alida le da piezas de pollo o carnes rojas. Por ser un animal carnívoro, su dieta no puede ser modificada por alimento comercial para perros. Cabe decir, que cualquier clase de cambio en la alimentacion se evidenciara en la salud del pelaje como primer causa negativa.

Alida hace todo lo que es posible para normalizar en forma, en tanto que la fortaleza de este animal es notable. Como la práctica de las dos es pasear al atardecer por espacios libres, cualquier ocasión el instinto llama la atención de Kira.

Por ahora Kira y Alida se la llevan realmente bien y se ve que el nexo es perdurable. Si bien varias personas le han citado que es un peligro para su historia tener una loba muy cerca de su integridad física, o sea lo que menos le preocupa a esta mujer.

Lo que hace mucho más bella a Alida es la manera en que se avocó a cuidar a un ser vivo que precisa de cariño y precaución. La singular cuidadora tuvo una señalada actividad en las comunidades que le ha granjeado popularidad entre los fanáticos de los lobos.

Pocas son las personas que tienen la capacidad de realizar lo mismo que Alida. Claro un apartado tiene la situación, de que en Rusia es viable tener mascotas, osos y lobos mientras que permanezca respeto por las regulaciones dadas por los organismos que velan por la seguridad y el confort de las especies.

Alida no decidió aun esterilizar a Kira. Los veterinarios que han interactuado con esta fantástica lobaaconsejan que se realice la técnica de control de la clase, puesto que Kira no se ha relacionado con otros lobos.

Por ahora Alida no favorece encuentros con lobos machos, para eludir ocasiones indeseables.

Kira semeja ser realmente sana y balanceada en sus conmuevas. No es extraño verla tomar siestas a plena luz del día sin vestigio de ansiedad. Sus alaridos solo suceden en el momento en que Alida se ausenta por bastante tiempo.