Perra adopta una camada de perros chiquitos pitbull que fueron dejados y los protege como propios –

Sara es una perra de raza Corgi que volvió a camada de perros chiquitos pittbull que habían sido descuidadas y nos enseñaron que el cariño no distingue de etnias.

Su crónica de abandono empezó siendo salvada de un criadero de perros, No Dog Left Behind Minnesota fueron quienes la resguardaron después de haber dado a luz a incontables ocasiones, en el momento en que llegó a este cobijo se encontraba embarazada y al tiempo el criadero la había descuidado por ‘mala madre‘, cosa que quedó completamente negada por los rescatistas que observaron el nacimiento de sus crías y la manera como las cuidaba.


“Ella fué una madre increíble desde el comienzo. Ella siempre y en todo momento quiere y observa a sus perros chiquitos. Deja e inclusive pone a sus perros chiquitos en las manos de su familia adoptiva y los mira en el momento en que los vuelven a poner ”ha dicho a The Dodo Stephanie Easley, facultativa de No Dog Left Behind Minnesota.

Últimamente el cobijo halló un conjunto de perros chiquitos que habían sido dejados bajo un edificio y se los llevaron para ofrecerle las atenciones primordiales.

Los perros chiquitos eran pequeñísimos con lo que precisaban una mejor atenciónel biberón no con limite, en ese instante reflexionaron en Sara.

“El directivo del salve tenía la experiencia y el saber para intentar combinar ámbas camadas. Debido al instinto maternal de Sara, el directivo sintió que sería una alternativa increíble”ha dicho Easley.

Frente a las opciones libres los retratistas van a decidir dejarse los a Sara con la promesa de que ella los cuidara igual que a sus otros bebés, no estaban seguros si sería una gran idea, pero tan rápido los conocieron ella rompió que el cariño no mide etnias y supo inmediatamente que debía cuidarlos.

Desde el primer instante ella estuvo limpiándolos y cuidándolos tal y como si ocasionalmente sus perros chiquitos, ella tomó a los pequeños como una parte de la familia y en este momento los nutre y resguarda sin importar un mínimo si los dio a luz o no.

En las imágenes se tienen la posibilidad de distinguir los perros chiquitos precisamente, los de ella están un tanto mucho más enormes pero esto no fué impedimento a fin de que sus nuevos hermanos los admitan, la única diferencia es que en este momento son una familia mucho más grande.

Pero todo no fue color de rosa, entre los perros chiquitos no subsistirpero sus hermanos se amoldan bien y se nutren y medran cada días un poco más, si bien aún no es clara la raza que son, ciertos afirman que hablamos de pequeños pitbull, pero el tiempo es el único que tiene las respuestas.

Sara nos ofrece una enorme selección a todos, su amor y también instinto maternal salvaron a estos pequeños perros chiquitos que habían quedado a la derivapor el momento la enorme familia medrará junta hasta el momento en que hallen sus propios hogares.