Delfines vuelven a los puertos de Turquía frente a la sepa de pescadores –

Merced a la reducción real del tráfico marítimo a raíz del Covid-19, estos mamíferos el día de hoy se adueñan del ajustado Bósforo.

Esta giganteca Localidad de sobra de 16 millones de pobladores el día de hoy está recluída como muchas en el planeta, las limitaciones van a ser del jueves hasta el domingo, el gobierno busca parar la propagación que transporta unas 2.700 pérdidas en Turquía.


El extraño avistamiento de delfines en el Bósforo, no es muy probable en tanto que esta región maneja un profundo tráfico marítimo entre los mares Mediterráneo y Negro en el corazón de Estambul, es una enorme alegría para los pobladores locales en especial los mucho más jóvenes.

La novedosa aparición de estos mamíferos es primordialmente por la carencia de tráfico marino y el arribo de los bancos de peces a este campo, precisa el ámbito idóneo para que estos delfines se adueñen del puerto.

“La caída del tráfico marítimo y humano en el Bósforo tiene un enorme encontronazo”afirma Erol Orkcu, presidente de la asociación de pesca deportiva de Estambul.

“Los seres vivos acuáticos y terrestres se sienten libres sin la multitud, lo que provoca que los delfines se aproximen a las costas”dados a la AFP.

Para los pobladores del puerto era muy frecuente proceder a pescar en Estambul, en verdad lo hacían prácticamente todos los días, lo que acompañaban de fuegos o de samovares para elaborar el té mientras que aguardaban a que picara algun pez en los anzuelos de sus cañitas. Pero todo cambió desde el momento en que llegó el Covid-19 que nos tiene a todos en el hogar.

Yoruk Isik, que se ocupa de avistar navíos en el Bósforo, afirma que había retratado delfines antes de la cuarentena pero en este momento se aproximan considerablemente más a la orilla “puesto que la pesca de caña incontrolada ha cesado por un tiempo”comentario a la agencia de novedades AFP.

Para este fotógrafo los pescadores son un enorme inconveniente por que por lo menos el 90% de ellos no están siendo conscientes de lo que le hacen al producir una enorme polución ambiental.

Las excelentes imágenes en Sarayburnu, que apartan el Cuerno de Oro del mar de Mármara, dejan ver un conjunto de delfines nadando al lado de una enorme red social de gaviotas, una total joya para todos los que consiguieron atrapar este instante.

Ciertos especialistas aseguran que poder ver estos delfines tan cerca de la orilla podría representar una restauración del ecosistema marino.